¿Cómo optimizar Windows para juegos y aplicaciones?

Los juegos de computadora son una de las actividades más populares y entretenidas en la era actual. Windows 10 es uno de los sistemas operativos favoritos de los usuarios, y pronto Windows 11 lo reemplazará. Sin embargo, algunos usuarios afirman que a veces los juegos en Windows 10 son lentos y quieren saber cómo ejecutarlos sin problemas. Síguenos hasta el final y aprende ¿Cómo optimizar Windows para juegos y aplicaciones?

En general, el rendimiento del juego tiene un impacto directo en la tarjeta gráfica, la CPU, el disco duro, la red, etc., lo que significa que gran parte de la fluidez y optimización del juego se debe a la potencia del hardware de su sistema. Sin embargo, puede optimizar sus juegos y el rendimiento del sistema haciendo estos pequeños ajustes.

Paso para optimizar Windows para juegos y aplicaciones

  1. Deshabilitar los efectos visuales de Windows
  2. Activar modo de juego
  3. Actualice el controlador de su tarjeta gráfica
  4. Habilitar asistencia de enfoque
  5. Deshabilitar los servicios actuales en segundo plano
  6. Configure los ajustes de su tarjeta gráfica

1. Deshabilitar los efectos visuales de Windows

Las animaciones de la interfaz de Windows pueden ser un obstáculo para el rendimiento de su computadora y están causando la caída de cuadros (FPS) en los juegos de alta gama. Porque estos efectos visuales pueden reservar el espacio de su tarjeta gráfica y RAM. De forma predeterminada, la configuración de apariencia de Windows 10 está establecida en “mejor rendimiento”, pero desactivarla ayuda a mejorar el rendimiento del sistema.

Leer también:  ¿Cómo resolver el sistema operativo que falta?

Para ajustar la configuración, abra el cuadro de diálogo ejecutar, escriba sysdm.cpl y presione Intro. Una vez que se abren las propiedades del sistema, vaya a la pestaña Avanzado y haga clic en la configuración de rendimiento. Se abrirá una nueva ventana donde debe configurar los ajustes de rendimiento de la manera que desee. En Windows 10, en lugar de dejar que Windows elija lo que es mejor para usted, se selecciona el mejor rendimiento de forma predeterminada. Entonces, cámbialo como quieras.

2. Activa el modo de juego

Quizás la forma más fácil y obvia de cambiar el rendimiento de su computadora es habilitar el “Modo de juego” en Windows. Esta función detiene las actividades en segundo plano, como las actualizaciones de Windows y las notificaciones de programas, para ayudar a aumentar los FPS en sus juegos. Este modo está habilitado de forma predeterminada, pero no hay nada de malo en revisarlo.

Abra la configuración de Windows, vaya a la categoría de juegos, haga clic en el modo de juego y vea el estado del modo de juego.

3. Actualice el controlador de su tarjeta gráfica

La GPU es el núcleo de la experiencia de juego en su computadora y requiere el último controlador de Windows y la tarjeta gráfica para funcionar más rápido y experimentar mejor los juegos. Además, un controlador obsoleto puede causar problemas de software y perder fotogramas en los juegos.

Entonces, para mejorar el rendimiento del juego, puede actualizar su controlador de GPU. La actualización de los controladores de GPU a veces elimina algunos problemas, como bloqueos, bloqueos y otros problemas con los marcos de los juegos, los tiempos de respuesta y más. Sin embargo, debe asegurarse de que el modo de actualización esté configurado para la actualización automática de los controladores de su GPU.

Leer también:  ¿Cómo instalar Windows 11 en PC/Laptop? (Arreglar esto no puede instalar Windows 11)

Para descargar el controlador de su tarjeta gráfica, todo lo que tiene que hacer es buscar el modelo de tarjeta gráfica, más la frase Descargar controlador en Google e intentar descargar la unidad desde el sitio del fabricante de su tarjeta gráfica. Si ya instaló el controlador de su tarjeta gráfica, puede actualizar su controlador abriendo una aplicación de tarjeta gráfica dedicada instalada en su sistema para actualizarlo.

4. Habilitar asistencia de enfoque

Las notificaciones y alertas de Windows pueden interrumpir su juego, y aquí es donde la función Focus Assist resulta útil. Focus Assist en Windows le permite especificar cómo y cuándo recibir notificaciones. Entonces, para evitar mensajes molestos y ventanas emergentes mientras juegas, abre la configuración y ve a Sistema -> Asistencia de enfoque. Ahora seleccione “Solo alarmas” para ocultar todas las ventanas innecesarias. Desactive esta opción si no desea que se muestre ninguna notificación.

También puede usar Windows + A para abrir el centro de notificaciones y habilitar la asistencia de enfoque.

5. Deshabilitar los servicios actuales en segundo plano

En primer lugar, quiero que sepa que esta opción solo está disponible en la configuración de Windows en Windows 10, Windows 11 no tiene esta función en la configuración.

Puede detener algunos programas, incluidos algunos servicios de Windows, que se ejecutan en segundo plano. Los servicios que se ejecutan en segundo plano a menudo consumen recursos adicionales del sistema y, por lo tanto, dificultan sus actividades principales, incluidos los juegos.

Para deshabilitar los servicios en segundo plano, vaya a Configuración -> Privacidad -> Aplicaciones en segundo plano. Ahora desactive el botón “Permitir que las aplicaciones se ejecuten en segundo plano” en el panel derecho para evitar que las aplicaciones utilicen los recursos del sistema en segundo plano. Si desea mantener activos algunos de estos programas o servicios, puede activarlos individualmente activando primero la opción Permitir que las aplicaciones se ejecuten en segundo plano.

Leer también:  ¿Cómo instalar el subsistema de Windows para Linux (WSL) en Windows 11?

6. Configure los ajustes de su tarjeta gráfica

Los controladores de gráficos Nvidia y AMD tienen sus propios paneles de control que le permiten cambiar la configuración de gráficos. Debe abrir la configuración y configurar ajustes como Máximo de fotogramas prerenderizados, Optimización de subprocesos, Sincronización vertical y otros ajustes que considere adecuados para sus juegos.

Conclusión:

Estos fueron los métodos que sé que pueden resultar útiles para mejorar el rendimiento de los juegos en Windows. Espero que esta publicación haya sido útil y hágame saber sus pensamientos con respecto a ¿Cómo optimizar Windows para juegos y aplicaciones?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.